Recientemente presentamos una propuesta de trabajo para un cliente potencial en su proceso de implementación de un modelo de gestión sobre la base del ISO 9001:2015. Como debe ser, el cliente potencial debería realizar su búsqueda y analizar distintas opciones considerando una serie de factores para la toma de decisión. Esta no es una actividad sencilla. Para empezar cada casa consultora presenta una propuesta en una estructura distinta, con métodos distintos, etc., siendo que al final todos se comprometen en que la Organización alcance la certificación, pero la pregunta es; ¿De qué manera?; ¿Con qué beneficios reales? – En este punto es que empiezan las diferencias y los problemas.

 

Cuando uno necesita un médico, aquel individuo que te va a ayudar a recuperar la salud;  no es un punto de discusión, en primera instancia, el precio de la consulta. Para seleccionar un médico se solicitan sus credenciales, buscas referencias, experiencia, etc. Así mismo, en un gran número de ocasiones, iniciado el tratamiento, cambiamos de médico, sea por una mala atención, o porque no vemos avances. Desde luego el proceso de selección del médico (o de la casa consultora), como cualquier proceso, no es perfecto y puede mejorarse.

Como en el caso del médico, la consultoría, aquel proceso que te va a ayudar a recuperar o mejorar la salud de tu Organización, se basa en métodos y técnicas que regularmente no se presentan en muchas propuestas. Aquí algunos temas, antes de contratar una “Consultoría a un buen precio”:

  • Empresa Conformada

Busque una Organización establecida y sólida, donde usted no depende de fulano o de zutano y sí de una estructura desarrollada para dar soporte a sus necesidades y con los recursos necesarios para apoyarlo. Lamentablemente los consultores se enferman, o tienen imprevistos. Tu proyecto no debe depender de una persona.

 

  • Presentación Profesional y Personal 

Cuestione sobre la experiencia de la Organización y de los consultores que están para apoyarlo (no solamente de la Empresa, pero también de los consultores asignados al proyecto). Pregunte que experiencia tienen en liderear proyectos, si son auditores líderes certificados (con registro IRCA) y/o activos en Organismos Certificadores y cuáles son sus experiencias en auditorias de 3ª parte o equivalente.

 

El proyecto/propuesta presentada debe ser impecable. Dude de propuestas de 5 hojas, en que 2 de ellas se refieren al precio. Que describan la metodología de trabajo, la capacitación integrada y necesaria para el éxito del proyecto. Discuta temas como procesos de formación de auditores de 4 o 8 horas (Para ser muy claro; ¡No es posible formar un auditor en este tiempo!)

 

  • Asegúrese

de que la Organización Consultora entiende su negocio y conoce a detalle sus necesidades (no acepte “proyectos de repisa” – proyectos presentados a su Organización, sin que realmente la conozcan). Un proyecto que no considera la realización de un , ES DE REPISA. Estos son consultores que tienen documentos previamente definidos y que andan cambiando los nombres en los formatos y te venden documentos, algunos posiblemente buenos, pero lo más cierto es que no te sirvan, porque no fueron desarrollados para tu Organización.

 

Consultores con visitas “1 vez a la semana” no funcionan; ¿Cómo es posible predeterminar las visitas al médico, antes de los exámenes?

 

  • Utilice la propuesta como una base para un “contrato/convenio” 

Pida garantías y dude si el consultor ya llega con el certificador de la mano (esto es un posible conflicto de interés). Que ustedes decidan él certificador y no el consultor.

 

  • Resultados 

Los resultados de un sistema de gestión deben ser más que la certificación. Deben estar enfocados a la mejora del desempeño de la Organización medido a través de indicadores claros, que dependiendo del modelo de gestión pueden ser mejora en los niveles de percepción del cliente, reducción de re-procesos y re-trabajos, reducción de los costos operativos, incluyendo los costos de “no calidad”, mejora del desempeño ambiental y cumplimiento legal, reducción de las primas de riesgo por menor accidentalidad, etc.

 

En resumen; a nosotros nos queda claro que las Organizaciones tienen toda la posibilidad de desarrollar sus sistemas de gestión por sus propias capacidades, sin la necesidad de un consultor externo, entonces; ¿porque contratar uno? – Lo que vendemos los consultores son experiencias, técnicas actualizadas y métodos comprobados. Si tu quieres salir de viaje a un lugar desconocido, pedirías recomendaciones por donde ir, esto haría que llegaras más seguro y en menor tiempo. “Vendemos y construimos caminos hacia la mejora de sus procesos de negocios”

DATTA & QUALITY Consultores S.C.
México

Contamos con oficinas y representantes en: 

Mérida, Veracruz, Cd. de México, Monterrey, Guadalajara, León y Costa Rica

Alianzas: España